Greenseo Agency

Guía básica sobre Growth Marketing6 min read

Guía básica sobre Growth Marketing

En esta guía rápida, te damos un panorama y las principales claves sobre el Growth Marketing. Qué es el Growth Marketing, qué hace un growth manager y cuáles son las diferencias con el Growth Hacking.

Para quienes suelen bucear en las profundas aguas del marketing, es probable que tarde o temprano surja la duda de qué es el Growth Marketing. Es verdad, el concepto tiene la palabra “growth”, qué significa “crecimiento”, y eso ya es una pista. Pero ¿qué más? También es probable que lo hayas visto asociado al término Growth Hacking. Si bien hay quienes tratan los dos conceptos como si fuesen sinónimos, no lo son.

Por eso, en este artículo vamos a contarte qué es el Growth Marketing y cuál es la diferencia entre Growth Marketing y Growth Hacking. Además, te explicamos algunas técnicas y estrategias de Growth Marketing y, por último, vas a saber concretamente qué hace un growth manager.

¿Qué es el Growth Marketing?

El Growth Marketing es un enfoque nuevo con prácticas de marketing adaptadas a un contexto digital y cambiante. 

La palabra no es casual: growth significa crecimiento en inglés, y precisamente de eso se trata. De alguna manera, podría decirse que el Growth Marketing es una búsqueda del crecimiento: una vez determinado cuál sería el crecimiento de un negocio, se implementan estrategias y técnicas para lograrlo. A diferencia del marketing tradicional, el Growth Marketing propone un crecimiento rápido y escalable en un lapso corto de tiempo. 

La velocidad es un concepto de especial importancia en el Growth Marketing: en un contexto de constante transformación, los intereses de un consumidor cambian muy rápido porque la información circula en forma masiva y de manera instantánea. Esto hace que las necesidades, demandas y tendencias sean flexibles y cambien de un momento a otro; por lo tanto las empresas tienen que poder responder con una oferta diferente y adaptada a ese consumidor. 

Diferencias entre Growth Marketing y Growth Hacking

Si bien Growth Marketing y Growth Hacking suelen utilizarse indistintamente, en realidad presentan diferencias. La principal de ellas es que el Growth Marketing tiene una visión amplia del negocio y de sus objetivos. Esto implica la identidad de la marca, el público al que apunta o el valor que aporta. 

En cambio, el Growth Hacking hace hincapié en la viralidad y el impacto en el corto plazo. En este sentido, lo importante es que el negocio crezca en base a la experiencia de los usuarios. 

Tres hacks emblemáticos

 A continuación, te explicamos tres hacks famosos que hicieron historia y que pueden servir de inspiración para entender de qué es capaz el Growth Marketing.

Hotmail

 En 1996, el correo electrónico no era tan corriente como ahora. Hotmail tenía potencial de crecimiento, pero había un reto fundamental: ¿cómo conseguir que más usuarios se hicieran una cuenta de e-mail en su plataforma? La pregunta es, en el fondo, similar a la que aqueja a cualquier equipo de Growth Marketing.

La solución fue poco convencional: añadieron al pie de cada correo un pequeño texto que decía, en inglés: “P. D.: Te quiero. Consigue tu cuenta de correo electrónico gratuita en Hotmail”.

Con este simple hack, en apenas seis meses consiguieron más de un millón de usuarios sin invertir grandes fortunas en publicidad: de alguna manera, cada usuario reclutaba a sus amigos y los convertía en usuarios nuevos.

Airbnb

El caso Airbnb es un emblema del Growth Hacking, porque logró un crecimiento exponencial sin grandes sumas de dinero.

Corría el año 2008 y Airbnb era apenas una startup que quería ingresar a un mercado ya existente: el del alquiler de casas y apartamentos. Hoy, cuenta con 750 millones de huéspedes históricos y está presente en unas 100.000 ciudades. La pregunta es: ¿cómo lo hizo?

Airbnb se asoció con Craiglist, una famosa página web de clasificados. La startup replicaba los mismos avisos dentro su propio sitio y, como segundo paso, creó un bot para redirigir a los usuarios que navegaban en Craiglist hacia el de Airbnb. Este caso de Growth Hacking es uno de los más famosos del mundo.

Dropbox

 La reconocida plataforma, nacida en 2007, buscaba una forma rápida de crecer. Su caso es un ejemplo clásico del Growth Hacking, y aplicó uno de los hacks más populares: el marketing de referidos.

¿En qué consistía? Sencillamente, todo usuario busca ampliar su capacidad de almacenamiento en la nube. Dropbox supo utilizar esta necesidad a su favor, y ofreció la posibilidad a sus usuarios de incrementar su espacio disponible a cambio de que consiguieran que sus amigos se suscribieron. 

De esta manera, en un año Dropbox pasó de 100.00 usuarios a casi 4 millones sin haber invertido grandes sumas de dinero.

¿Qué hace un Growth Manager?

Entre las tareas que hacen a un growth manager, se pueden mencionar: 

  • Detectar y proponer áreas para probar y mejorar.
  • Diseñar y pensar experimentos para optimizar determinados procesos.
  • Una tarea fundamental que hace un growth manager es llevar adelante experimentos para comprobar o refutar hipótesis en torno al alcance de uno o más objetivos.
  • Analizar la rentabilidad de los proyectos que surgen de los experimentos.
  • Iterar: repetir y profundizar los experimentos añadiendo variaciones para mejorar los resultados.

El hecho de que los experimentos tengan como objetivo mejorar los procesos de crecimiento y escalabilidad tiene una contracara: un buen growth manager debe familiarizarse con el fracaso y prever escenarios donde ello sucede. Es decir, si realiza un experimento y no se alcanzan los resultados que se buscaban, debe tener contemplado un plan de acción para tal caso. En un escenario dinámico y fluido, los especialistas en marketing de crecimiento tienen abordajes distintos e incluso opuestos sobre el mismo experimento para cubrirlo desde todos los ángulos. 

Ahora bien, un growth manager no es solo un puesto, sino también una forma de ver la realidad. De ahí el concepto de growth mindset. 

Qué es el Growth Mindset

El growth mindset refiere al modo de ser y pensar necesario para llevar adelante proyectos de Growth Marketing. Es decir, no basta con adquirir conocimientos y aplicarlos en casos concretos, sino que se requiere pensar de determinada manera. Hay una forma de trabajo y de pensamiento que cuenta con ciertas características: 

  • Hacks. buscar respuestas alternativas a las que tradicionalmente encontraría la competencia. Es decir, ser creativos a la hora de encontrar soluciones. 
  • Es más valioso el progreso en nuestros resultados y estrategias que la perfección. Si queremos hacer growth, hay que mentalizarnos de esto. En un mundo en el que todo debe ser perfecto, el growth mindset consiste en hacer, aprender y volver a hacer. 
  • Hay que saber utilizar la ciencia de datos y la tecnología. Esta habilidad es clave, ya que toda decisión debe estar fundada en datos y métricas. 
  • El growth mindset implica estar atentos siempre a la innovación: la novedad está a la vuelta de la esquina, solo hay que saber mirar y estar predispuesto a ello. ¿Qué caminos puedo probar? ¿Cómo mirar la realidad con ojos nuevos y buscar alternativas a lo que se hace siempre de la misma forma?
Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart0
Aún no agregaste productos.
Seguir viendo

Utilizamos cookies para ofrecerte la mejor experiencia en nuestra web.

¿Te ayudamos?